miércoles, 23 de marzo de 2016

Cascada del Chorro . Valle de Las Batucas . Parque Natural de Las Batuecas . Sierra de Francia

El Parque Natural de las Batuecas. Sierra de Francia. Situado al sur de la provincia de Salamanca, a 90 kilómetros de la capital. El Parque Natural forma parte de las estribaciones occidentales de la Cordillera Central. Sus cotas más altas se sitúan en el Pico Hastiala (1.735 m) y en la cresta de la Peña de Francia, que con sus 1.723 m domina el conjunto de la comarca, encontrando la menor altitud en el término municipal Sotoserrano, a orillas del río Alagón, sobre los 400 metros.

Comenzamos esta bonita ruta de senderismo a caminar por una pasarela de madera que sale del mismo parking, la pasarela dispone información de la fauna y flora del valle, está nos conduce a la entrada del Monasterio. Nos situamos enfrente del Monasterio de San José , tomamos el sendero que parte a la izquierda de la puerta de éste dónde podemos ver el cartel de señalización de la ruta de las pinturas rupestres, y que inmediatamente nos sitúa a la vereda del río Batuecas, el sendero avanza bordeando la tapia del monasterio y en este primer tramo caminamos sobre un entramado de raíces al descubierto de los grandes árboles que nos rodean, el sendero sigue bordeando la muralla del monasterio, y nos sitúa detrás de éste dónde inmediatamente después de cruzar un puente sobre un pequeño arroyo, la vereda se estrecha y nos interna en una zona de vegetación más espesa y cerrada.

A la media hora de camino veremos que un sendero nos sale a la derecha, y un cartel nos indica la subida al Canchal de Cabras Pintadas, el primer abrigo de pinturas rupestres que visitaremos, aquí nos desviamos del camino para tomar éste sendero y en 5 minutos llegamos al canchal, que está protegido con una valla metálica, en él observaremos los restos de pinturas rupestres ayudados por un cartel informativo que nos ayuda a interpretarlas.

Después de la visita a éste canchal, bajamos de nuevo en busca del sendero que transcurre junto al río, y al cabo de otra media hora de camino nos encontramos con una nueva bifurcación a nuestra derecha, y que en ésta ocasión nos lleva a visitar el Canchal del Zarzalón, otro abrigo de pinturas rupestres no tan bien conservadas como en el anterior de Cabras Pintadas, aunque también encontraremos un cartel informativo que nos ayudará a interpretarlas.

Concluida la visita a éste segundo canchal, en ésta ocasión no bajaremos en busca del río, sino que tomaremos un sendero que sale a izquierda del Canchal del Zarzalón, y que está señalizado con Hitos el cual será el que nos llevará hasta la cascada del Chorro, el sendero transcurre ahora unos metros elevado sobre el río y pegado a la pared derecha del valle, va llaneando sin ofrecer dificultad alguna, hasta que unos metros adelante desciende suavemente y nos obliga a atravesar un arroyo, a partir del cual comienza la parte más dura del recorrido, y el valle comienza a girar suavemente a la izquierda.

Tras cruzar el arroyo el sendero se empina, y trazando varios zig-zags entre un bosque de alcornoques encinas y pinos, vamos ganado altura al río en un tramo perfectamente señalizado con hitos, una vez superado éste tramo el bosque clarea, y se nos abre una bonita panorámica del valle que venimos remontando, y de los paredones rocosos del otro lado dónde con suerte podremos ver algún buitre negro que aquí anida.

El sendero sigue remontando el valle que ahora gira ligeramente a la derecha, y por el ruido del agua comenzamos a intuir la presencia del Chorro, que se encuentra escondido entre fresnos y alisos, al que llegamos en un último esfuerzo tras 2 h.30 min. de recorrido, la vuelta la realizaremos por el mismo camino de subida...

Fotos de la Ruta.
https://picasaweb.google.com/110142178541678433672/CascadaDelChorroValleDeLasBatuecasSierraDeFrancia

Tracks de la Ruta.
http://emilio-efrutashotmailes.blogspot.com.es/

domingo, 20 de marzo de 2016

GR-180 . Casavieja. Piedralaves. La Adrada . Valle del Tiétar

El Valle del Tiétar es conocido también como “La Andalucía de Ávila”. Es la comarca abulense de clima más suave. Está situada al sur de la provincia de Ávila limitando con Extremadura, Toledo y Madrid, al sur de la Sierra de Gredos y protegida del frío por ella. Su altitud media sobre el nivel del mar es de 400 m. Este Valle es el escenario de un paisaje lleno de contrastes. La floración de los cerezos durante los meses de marzo y abril constituye una maravillosa explosión cromática, en la que se funden la blancura de las cumbres nevadas de la Sierra, los verdes de la vegetación de sus laderas y el blanco, repentino y exuberante, de los cerezos en flor de El Hornillo y El Arenal. Donde atravesaremos los siguientes pueblos.

CASAVIEJA dependió del señorío de La Adrada que fue concedido por el rey Alfonso XI a mediados del s. XIV a Ruy López Dávalos, después a Álvaro de Luna y por último a Beltrán de la Cueva. Posteriormente consiguió la carta de villazgo con sus correspondientes privilegios, tardía-mente en 1662 por parte del rey Felipe IV, estaba citada ya como aldea en el Libro de la Montería, escrito por mandato de Alfonso XI en el siglo XIV, pudiendo pensarse que por alguna choza o cabaña que hubiera habido en este lugar, fuera el origen del nombre de la villa. El urbanismo de este pueblo, como el de tantos otros, es bastante irregular, se ve claramente que no responde a un trazado concreto, ni tampoco sigue unas normas establecidas. Esto puede deberse a lo abrupto del terreno, pues al ser una zona de alta montaña, hay laderas, barrancos y caídas en picado muy difíciles de salvar. Así, los antiguos, construyeron como y donde pudieron, esto no quiere decir que esté mal, ni muchísimo menos, ni se pretende quitarles méritos por no haber seguido un trazado hipodérmico, muy al contrario, si no lo hubiesen hecho así, no mantendría ese peculiar encanto.

PIEDRALAVES es la villa “nacida al píe del Alabe” o sierra. Increíble despliegue de la naturaleza y de la arquitectura popular con empinadas calles estrechas que resuelven de forma increíble las casas y edificios. Piedra-laves está enclavado en la ladera de la montaña y eso se refleja en la estructura y fisonomía del pueblo, también las características climáticas de la zona y los materiales que se encontraban a su alrededor y se podían utilizar condicionaron la arquitectura desde tiempos antiguos. La localidad que definió Camilo José Cela en su libro “Judíos, Moros y Cristianos” como “lindo y minúsculo como una flor”, ha crecido mucho desde los años 50 a esta parte como consecuencia de ser una de las primeras que creyó en la importancia del desarrollo turístico.

LA ADRADA, que a finales del S. XIV consigue el título de villa por deseo desde Enrique III, da cuenta de su solera si contemplamos su castillo, fortaleza de don Álvaro de Luna. Es el centro del valle. Su Iglesia parroquial es de fina-les del S. XVI, y guarda en su interior verdaderas joyas de orfebrería y escultóricas. Casas blasonadas se des-pliegan por la villa. Se venera en La Adrada a la Virgen de la Yedra, nombre que recibe por haber sido encontrada una imagen de la Señora entre la misma.

El castillo de La Adrada puede datar-se en el siglo XIV, cuando Rui López Dávalos decidió fortificar una iglesia que estaba construida sobre una colina a las afueras de la población. Residencia palaciega antes que bastión militar, la construcción se levanta sobre antiguas defensas musulmanas, en una zona de razias y refriegas entre moros y cristianos. El rey Enrique III otorgó en el siglo XIV la villa de La Adrada al poderoso condestable Ruy López Dávalos quien levantó el castillo en sillería y mampostería aprovechando una anterior fortificación, y lo convirtió en una residencia palaciega, frecuentemente utilizada por la realeza.

El castillo es famoso por ser el escenario de los amores del rey Alfonso VI con la princesa mora Zoraida, hija de Al Mutamid, rey de Sevilla, el castillo ha tenido otros propietarios ilustres. Además de López Dávalos lo habita-ron don Álvaro de Luna, don Beltrán de la Cueva y las casas de Montijo y de Alba. Arruinado en el siglo XIX, ha sido reconstruido en la actualidad y se ha establecido en él el centro de interpretación histórica del valle del Tiétar

Nuestra ruta transcurre por el GR-180. El GR 180 penetra en Casavieja, con algún que otro requiebro final, y emprende un cuaderno de ruta revirado hasta llegar a Piedralaves, aprovechando cualquier posibilidad que le brinda la red viaria, incluidos varios cruces de carreteras. Antes de finalizar la etapa, los últimos kilómetros surcan un espacio natural de sumo interés ambiental y rica tradición histórica como es la dehesa boyal de Piedralaves, un extenso comunal de pastos donde se apacientan estacionalmente los rebaños y vacadas y en el que abundan los robles, fresnos, alcornoques y otras muchas especies botánicas.

Las dehesas tienen una importancia económica, cultural y ecológica innegable en el valle del Tiétar. Las más antiguas son las Dehesas Boyales, que se remontan a la Edad Media, y procedían generalmente de cesiones de la nobleza a los vecinos para el resguardo y alimento del ganado. La importancia de esta forma de explotación ganadera se evidencia en muchos tramos del recorrido. Nos alejamos del piedemonte de Gredos para cruzar el Tiétar. Los robustos alcornoques nos acompañan y las cerradas o prados ganaderos bordean el camino. Se cruza el río Escorial por el Puente Nuevo y los grandes pinos resineros comparten hábitat con altivos piñoneros. El camino termina en el señorial callejero de La Adrada donde damos por finalizado esta bonita ruta de Senderismo, no sin antes visitar sus castillo. Esta ruta fue realizada por el Grupo de Senderismo La Facendera de Salamanca.

Fotos de la Ruta.
https://goo.gl/photos/UogLMsGmAd4R35ECA

Tracts de la Ruta.
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=12495483

martes, 8 de marzo de 2016

Travesía . Hinojosa del Duero . La Fregeneda . Barca D'Alva . ( Portugal )

Hinojosa de Duero se encuentra situada en el noroeste salmantino. Hace frontera con Portugal. Dista 105 km de Salamanca capital. Se integra dentro de la comarca de El Abadengo. Pertenece a la Mancomunidad El Abadengo, y al partido judicial de Vitigudino. Su término municipal se encuentra dentro del Parque natural de Arribes del Duero, un espacio natural protegido de gran atractivo turístico, separado de Portugal por la frontera natural que forma el río Duero.

Para realizar esta ruta tendremos que disponer de un coche de apoyo, o bien coger un taxi desde Barca D´ Alba que nos traiga de nuevo a Hinojosa. En el centro de pueblo de Hinojosa podremos aparcar nuestro coche y comenzar nuestra ruta. Atravesamos el pueblo, dirección suroeste, pasando por su Ayuntamiento, a las afueras del pueblo se encuentra el panel que identifica el inicio de esta etapa. La señalización indica la dirección a tomar, que entre muros de piedra se dirige hacia unas construcciones. Si se miramos a nuestra derecha, se podrá ver sobre el Cerro de San Pedro, la ermita románica del Cristo de la Misericordia.

Inicialmente el camino es de gran anchura, pero un poco más adelante, al llegar a una bifurcación, toma un pequeño sendero, el Camino de La Cabrita. Encajonado entre muros de piedra de granito discurre por parajes de gran belleza y quietud, donde sólo es posible acceder caminando o en bicicleta, con algo de esfuerzo. Dehesas de encina, junto con enebros y escobas que aprovechan la disminución del pastoreo, y continuos afloramientos rocosos configuran el paisaje. Predomina la bajada, aunque de vez en cuando aparecen tramos de ascenso, que requieren energía al caminante. Más adelante llega hasta a la confluencia con un camino de mayor entidad, desembocando en una zona de pasto, donde está la Fuente de La Cabrita y un abrevadero.

El Camino se vuelve a estrechar y continúa entre paredes de piedra, siendo también posible observar la existencia de chozos de piedra, que servían de refugio a los pastores de cabras. La gran cantidad de encinas hacen agradable el camino gracias a las sombras que proyectan, especialmente en el pequeño repecho que se afronta tras pasar la fuente. A continuación, un suave descenso permite llegar hasta la Ribera de La Froya, donde la humedad del arroyo y del fondo de la vaguada favorece que haya pastos siempre verdes y que aparezcan los fresnos. Ya de frente nuestro vemos el puente de Froya un viaducto metálico de la vía de ferrocarril abandonada Boadilla-La Fregeneda- Barca de Alba, Pasamos por debajo del puente y ya en suave ascenso llegar a La Fregeneda.

La Fregeneda es un municipio de la provincia de Salamanca. Forma parte de la comarca de El Abadengo . Su término municipal está situado en la confluencia de los ríos Duero y Águeda, haciendo frontera con Portugal. Su muelle fluvial de Vega Terrón y la conocida como vía verde de las Arribes, constituyen dos de los lugares de mayor atractivo turístico dentro del Parque Natural de Arribes del Duero. El micro clima mediterráneo de la zona permite los cultivos de almendros, naranjos y olivos, y también resulta sorprendente encontrarnos con chumberas y granados, y con gran cantidad de riqueza animal como pueden ser los majestuosos buitres leonados que sobrevuelan a pocos metros de altura de nosotros, entre otros muchos.

Salimos caminando del pueblo pasando por la fuente romana Pozabajo, y ya las marcas del GR- 14, Senda del Duero el cual seguimos, para pocos metros después llegar al lugar en donde se encuentre la Cruz de Canto. En este punto se abandona la GR-14 y se debe de tomar el camino de la izquierda, Donde veremos un cartel informativo. Ruta Camino del Río, el cual nos llevará hasta el río Águeda, sin necesidad de seguir ningunas marcas de ruta ya que no las hay al no ser necesarias. Sólo hay que seguir la pista forestal sin salirse de ella, tras poco más de un km se llega al Mirador del Tumbo de la Caldera, un mirador con una impresionante vista del encajonamiento del Arroyo del Lugar, del puente de la vía del tren que cruza dicho arroyo, de 60 metros de altura, el más alto de la Ruta de los Túneles y Puentes, desde aquí comienza el descenso más pronunciado de la ruta, descenso que se mantiene casi constante durante el resto del recorrido hasta llegar a la vía férrea del tren, lugar en donde se encuentra la casilla de servicio.

En este punto hacemos un giro a nuestra derecha para empezar a caminar por las vías de tren, estamos ahora en la Ruta de los Túneles y Puentes de la Fregeneda, por delante nuestro tenemos 4.500 km de vías, cinco tuteles y cuatro puentes, algunos ya están arreglados y no entraña ningún peligro atravesarlos, gracias a la labor de la Asociación Tod@via, Caminamos por las vías siempre teniendo una vista impresionante del encajonamiento del río Águeda y de sus márgenes con espléndidas vistas panorámicas. Pronto divisaremos en penúltimo puente, que pasa sobre el arroyo de las Almas, indicándonos que estamos llegando al final. El último túnel se llama el del muelle, lo cruzamos y en algo menos de cinco minutos llegaremos al puente Internacional que divide España con Portugal, en la desembocadura del río Águeda con el río Duero.

Cruzaremos el puente internacional para entrar en Portugal y llegar a Barca de Alba, en portugués Barca d'Alva, donde damos por finalizado esta bonita ruta de senderismo. Barca es una aldea portuguesa. Se encuentra dentro del Parque Natural del Duero Internacional, en la confluencia del río Águeda con el río Duero. Estos marcan la frontera natural entre España y Portugal. Al otro lado existe el Parque Natural de Arribes del Duero. Es una pueblo con muy pocos habitantes que fue durante un siglo el punto en que se unían las líneas ferroviarias que conectaban Salamanca con Oporto. El interés de los portugueses en esta infraestructura queda patente en que el complejo tramo de la línea entre la frontera y La Fregeneda se realizase con recursos económicos de este país. Un puente de hierro sobre el río Águeda permitía el paso del ferrocarril entre ambos países y enlazaba esta estación con la salmantina de La Fregeneda. En 1988 concluyó el servicio ferroviario en la parte portuguesa, servicio que ya había sido cancelado en 1985 en la parte española. En la actualidad, el tren de Oporto sólo llega a la estación de Pocinho, que era el nudo ferroviario del que partían las líneas de vía estrecha del norte de Portugal. A mediados de los años noventa se construyó en la orilla española del Duero un embarcadero que permitía la realización de cruceros turísticos hasta la desembocadura en Oporto. Igualmente se construiría una infraestructura similar en Barca d'Alva. En 2000 se inauguró finalmente un puente para el paso de automóviles.

Fotos de la Ruta.
https://goo.gl/photos/WwW1KMrgeKgHZQSe8

Tracks de la Ruta 
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=12427983

viernes, 4 de marzo de 2016

Travesía . Arrolobos . Meandro del Melero del Río Alagón . Riomalo de Abajo ( Las Hurdes )

Arrolobos. (En extremeño Arrolobus) es una pedanía de Caminomorisco, perteneciente a la mancomunidad de Las Hurdes, provincia de Cáceres. Esta pequeña Alquería está ubicada al norte de la provincia, muy cerca del límite con Castilla y León, cerca de Vegas de Coria, junto al río Hurdano y muy cercana a la zona conocida como “la Junta los ríos”, lugar donde desemboca el río Hurdano en el Río Alagón. Pertenece a la mancomunidad de Las Hurdes y al Partido Judicial de Plasencia. Arrolobos siempre ha sido considerado un pueblo de pescadores que realizaban sus faenas en los ríos de la Mancomunidad y después iban por las alquerías vendiendo la pesca. A Arrolobos podemos acceder fácilmente por la carretera Ex-204 tanto en el sentido que viene de Coria como por el de Salamanca. Llegando a Vegas de Coria coger carretera hacia Arrolobos.

Riomalo de Abajo. Este pequeño pueblo, de 55 habitantes, situado en la EX –204, y que hace frontera entre Extremadura y Castilla León, recibe su nombre del río que pasa por el, el Río Ladrillar, que era conocido antiguamente como Río Malo. Se sitúa en una zona con estupendas vistas del río y de la cercana Sierra del Castillo. En esta zona se han encontrado restos de pequeñas majadas y unas minas de la época romana. La parte alta del pueblo es la menos habitada, con estrechas calles cuesta arriba y casas de arquitectura tradicional, de techo realizado con lanchas de pizarra y paredes gruesas de piedra y barro. En sus inmediaciones hay zonas de baño y merendero en el río Ladrillar 

Encontraremos espacios naturales de alto valor ecológico y paisajista, donde el silencio se adentra en el interior de los mismo. Unos paisajes llenos de accidentes geológicos con paisaje agreste, con valles profundos que se adentran en el corazón de la sierra buscando fallas o depresiones del terreno. donde por estos valles descienden  pequeños riachuelos que se alimentan de la lluvia que dejan las nubes en la sierra. En el descenso estos riachuelos toman caudal y se ensanchan al pasar las zonas bajas antes de verter en el río Alagón, afluente del Tajo.

La ruta que vamos a realizar en travesía " Vereda de los Aceituneros". Meandro del Melero del Río Alagón, Riomalo. Salimos caminando por la parte alta del pueblo de Arrolobos, por una pista, donde veremos las marcas, blancas y amarillas del PR, será por donde caminaremos, por el camino veremos espectaculares paisajes de bosques junto al amplio valle del río Alagón, después de caminar unos pocos kilómetros a nuestra izquierda veremos un cortafuego, abandonamos el camino que llevamos, para comenzar a caminar por el cortafuegos, esta es la parte del recorrido donde tendremos que realizar nuestro mayor esfuerzo, que será muy bien compensado con las vista que podremos disfrutar  cuando estemos arriba, de la Sierra de Béjar, el Embalse de Gabriel y Galán, Sierra de Gata, Sierra de Francia.

Seguiremos caminando por la cuerda para llegar al Pico Buitrero 875 m. En este mismo punto a nuestra derecha veremos otro cortafuegos por el que bajaremos, a la mitad del cortafuegos a unos 600 m, a nuestra izquierda veremos un camino, será por el que caminaremos, pasaremos por un estanque de agua, para llegar ya a la última parte del recorrido. Un lugar de atormentada bellezas donde surgen un lugar excepciona belleza, donde se encuentra el “Mirador de la Antigua”, desde donde se disfruta de una de la mejores vistas del “Meandro del Melero ".

De nuevo retrocedemos unos metros por donde llegamos al mirador hasta el cortafuegos, donde veremos los carteles." Verea de los Pescadores ", por donde vamos a caminar, esta es una ruta paralela al río Alagón. por el que descendemos a otro tramo de pista forestal , por la que también descendemos un corto trecho hasta encontrar la senda que irá bordeando la silueta del meandro por debajo de los miradores que antes hemos visitado, esta es una ruta paralela al río Alagón. Se puede observar una gran variedad de Vegetación y de fauna, el amplio valle formado por el río, idóneo para la práctica de la pesca. Esta senda nos lleva hasta el mismo curso del agua del meandro. Desde este punto iniciamos el ascenso por una pista forestal que nos llevara a Riomalo donde damos por finalizada esta bonita ruta en travesía por tierras Hurdanas 

Fotos de la Ruta.
https://picasaweb.google.com/110142178541678433672/ArrolobosMeandroDelRioAlagonRiomaloDeAbajo.

Tracks de la Ruta.
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=12391133

miércoles, 2 de marzo de 2016

Miradores del Duero (Mieza) Parque Natural de Arribes del Duero

El Parque Natural de las Arribes, aquí, en Salamanca, lo conforman dos comarcas situadas en el oeste de Salamanca y limítrofes con Portugal: Las Arribes en el norte y el Abadengo en el sur. Son comarcas de una gran belleza paisajística pues el río Duero las cruza antes de entrar en Portugal, descendiendo de una altitud de 630 metros a los 120 metros en la frontera, encajonándose y formando un cañón con paredes verticales de hasta 500 metros. Este espectacular encajonamiento del Duero, obliga a sus afluentes a encajarse profundamente en el terreno formando saltos de gran belleza y profundos cañones. El resultado es una morfología que nadie espera encontrar en estas tierras y que a nadie defrauda.

Mieza de la Ribera es un municipio y localidad de la provincia de Salamanca, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Se integra dentro de la comarca de Vitigudino y la subcomarca de La Ribera (Las Arribes). Pertenece al partido judicial de Vitigudino. Mieza.se encuentra situada en el noroeste salmantino. Hace frontera con Portugal. Dista 96 km de Salamanca capital. Se integra dentro de la comarca de La Ribera. Pertenece a la Mancomunidad Centro Duero y al partido judicial de Vitigudino.Su término municipal se encuentra dentro del Parque natural de Arribes del Duero, un espacio natural protegido de gran atractivo turístico. La espectacularidad de sus vistas hacia el río Duero hacen de esta villa un paraje único.

Comenzamos esta bonita ruta de senderismo, en la plaza del Humilladero, caminando por la calle que vemos de frente, a nuestra izquierda, para llegar a las afuera del pueblo, donde veremos dos caminos, el de la derecha se encuentra la señal indicativa Mirador Peña del Águila, el cual desechamos. Nosotros caminaremos por el primero camino de nuestra izquierda, el que lleva las marcas GR 14, que va dirección a Vilvestre. En la primer bifurcación abandonamos el GR, para seguir por otro camino no se abandona hasta muy cerca del mirador, como nos indica otra señal. En la primera parte del recorrido se pueden ver numerosos almendros y cerezos, mientras en la parte central abundan las encinas. El último tramo la vegetación predominante son las escobas, salvo en alguna explotación ganadera.

Para llegar al mirador El Águila, habrá que pasar el merendero llamado, al igual que el mirador, la Peña El Águila, el cual se encuentra en paraje conocido como el Teso de las Chinas. El merendero dispone de varias mesas y asientos de granito, y está poblado de piornos de escoba. A unos cien metros más adelante, aproximadamente, se encuentra el Mirador de la Peña El Águila, desde donde se puede disfrutar de unas hermosas vistas del Río Duero, del Poblado de Iberdrola en la Presa de Aldeadávila, y del pueblo portugués Lagoaça.

Un poco antes de llegar al mirador a nuestra derecha veremos un sendero no muy definido, sera por donde caminaremos, esta parte del recorrido hasta el mirador del Tío Paco tendremos que estar muy pendiente de nuestro GPS , pues el sendero no está muy definido y algunos tramos con mucha maleza, tendremos que estar muy atentos para no perderlo. Esta parte del recorrido es un rompe piernas, pues el sendero nos llevara casi hasta el rio Duero, para volver a subir, y dejarnos en el camino principal que va al mirador de La Code.

Pasaremos primero por el mirador del Colagón del Tío Paco, adaptado y con merendero. Muy cercano al mirador de la Code. Divisará el extenso manto vegetal de almez que cubre la margen izquierda del río, el mayor bosque de almeces de Europa, localmente conocida como ´ojaranzo. Próximo al mirador tenemos en una pequeña cueva en la que se encuentra la Virgen de La Code. Para ya en una pequeña bajada llegar al Mirador de la Code, uno de los miradores más impresionantes del Parque Natural, en donde se puede contemplar un paisaje de extrema belleza. Una vez realizada la visita, reanudamos nuestra marcha para en un par de km llegar de nuevo a Mieza, donde termina esta bonita ruta de senderismo.

Fotos de la Ruta.
https://goo.gl/photos/SrRCoDyz72zu5VeZ8

Tracks de la Ruta.
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=12359400&utm_source=social&utm_medium=facebook.com&utm_campaign=badge