miércoles, 19 de abril de 2017

Parque Natural Cañón de Río Lobos " Senda de las Gullurías" ( Ucero )

El Cañón de río Lobo ubicado en las provincias de Soria y Burgos, está considerado como uno
de los paisajes más bellos de España, declarado Parque Natural en 1985 para proteger fauna y
flora, y a su vez facilitar el contacto de los hombres con la naturaleza. Se trata de un profundo
cañón calizo formado por una antigua e intensa erosión del río Lobos, recorriendo más de 25
km. En su interior destacan extensos bosques de sabinas y pino laricio, además de su riqueza
faunística, destacando las parejas de buitres leonados, siendo importante reserva de esta
especie, águilas reales, alimoches y halcones.

Todo el parque está atravesado por innumerables pistas y caminos, y muchos tramos han sido balizados como pequeñas rutas mediante las características marcas blancas y amarillas. Sin embargo, son cuatro las sendas principales que permiten recorrer las zonas más relevantes del parque, y que son más que suficientes para tener un excelente conocimiento del mismo.

Nosotros la ruta circular que vamos a realizar " Senda de las Gullurías", con salida y llegada en el Parking que hay enfrente en la Casa del Parque Natural de Río Lobos. Salimos caminando por la senda perfectamente marcada " Senda de las Gullurías". El camino discurre en subida constante hasta encontrar la primera calera, en el Morro del Molino. Existe un cartel informativo junto a ella, y donde hablemos superado ya el mayor desnivel de la ruta.

Pasada la calera llegamos a las parameras donde tenemos una buena panorámica del cañón, un paraje llano conocido como El Esplegar. Aquí se recogía el espliego para la elaboración de perfumes. Avanzamos atravesando varias vaguadas, tras juntarnos con el camino del Picachón llegaremos al collado, paso obligado entre los dos cerros cercanos. Descendemos suavemente adentrándonos en una fascinante arboleda de sabina albar, conocidas aquí como enebro, y de pinos pudios, variedad característica del Cañón. Seguimos avanzando entre la espesura hasta llegar a un camino bien señalizado que surge a nuestra derecha, el camino que nos conduce al impresionante Mirador de las Gullurías.

Desde el Mirador de las Gullurías observamos en primer plano la tierra de pinares de Soria y de Burgos. Al fondo destacan las cimas del Sistema Ibérico, entre ellas el pico Urbión. Si llevamos prismáticos disfrutaremos observando el majestuoso vuelo del Águila Real, del Buitre leonado y con un poco de suerte del Alimoche. Continuamos el camino dejando atrás el mirador hasta llegar al fondo de un vallejo. En esta zona de pino silvestre y quejigo apenas pasa la luz de sol, avanzando por la frondosidad del bosque. Comenzamos la bajada por un camino muy bien marcado y balizado. Aquí tenemos que estar muy atento pues nos tenemos que desviarnos a nuestra izquierda por un sendero muy desfigurado, y donde veremos una baliza que nos marca con una cruz que no es el camino correcto, pero no le hacemos caso, seguiremos nuestra marcha por el sendero en modo ascendente, el cual nos dejará en otro buen camino.

Aqui giramos a nuestra derecha para coger un sendero más ancho y bien definido, nos bajará hasta la zona del Arroyo del Torcajo, pasando primero por un vivac que veremos a nuestra izquierda, continuamos con tendencia a izquierdas, pegados a las rocas hasta alcanzar un primer mirador, escondido entre ramales por un estrecho senderito de tierra roja, para seguidamente llegar a una cueva, donde tenemos una buena perspectiva del cañón. Seguimos bajando para llegar a la altura del río. Este en un lugar precioso del cañón, en una explanada en un meandro del río rodeado por riscos en los que se pueden ver los buitres volando. El cañón se formó por la erosión del agua que horadó y desintegró el roquedal donde las cuevas son frecuentes. Estamos ya en la Ermita de San Bartolomé, que ya veíamos desde el mirador, uno de los enclaves más importantes y sorprendentes en su entorno, antiguo templo románico del monasterio templario de San Juan de Otero, construido en el primer tercio del siglo XII.

Pasamos el puente para girar a nuestra derecha donde se halla la Cueva Grande, una de las  numerosas cuevas con que cuenta la zona, realmente espectacular y que podemos admirar con tranquilidad. Ahora caminaremos siguiendo la Senda del Río Lobos, En este tramo el río va estrechando su cauce, haciendo aún más impresionantes los enormes paredones del cañón, el camino resulta cómodo, sin apenas desnivel, para llegar enseguida la espectacular, y agujereada pared rocosa del Colmenar de los Frailes.

En este punto nos damos la vuelta para desandar lo caminado hasta la ermita, pasamos de nuevo el puente, en unos 200m tenemos otro puente el que no cruzaremos, y donde veremos las tablillas que nos marcan senda del río. Ahora caminaremos por este sendero sin apenas desnivel el cual va paralelo al río, vadeamos el río bastantes veces, llegamos primero al Parking Valdecea, continuamos y alcanzamos el Parking Cueva Fría donde está la caseta informativa además de peaje para los coches, continuamos sobre todo por la vereda derecha del río, hasta alcanzar el parking del Río Lobos, justo a la altura del Nacimiento de río Ucero, y se continua por el lateral izquierda atravesando el parking, seguimos por el sendero que rodea el camping que nos llevará ahora por la parte trasera a la Casa del Parque Nacional del Cañón de río Lobos, hasta nuestro punto de partida.

Fotos de la Ruta.
https://goo.gl/photos/AbVe1PWHdvF83xRJ7

Tracks de la Ruta.
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17319364

No hay comentarios:

Publicar un comentario